Como se debe actuar ante una persona con tartamudez

La sociedad, falta de información en relación a la tartamudez

Considerando el notable desconocimiento que ha habido y que aún hay en la sociedad en relación a la tartamudez, hay un punto crucial de obligada mención. Es la forma en que se debe actuar ante una persona que tartamudea. Así, teniendo en cuenta este desconocimiento, es habitual que el interlocutor o interlocutores de un afectado de tartamudeo no sepan muy bien cómo comportarse. Y es que, en este sentido, la falta de información en la sociedad ha hecho mucho daño en un infinito número de personas con tartamudez cuando buscaban dialogar con gente fluida.

 

Las prisas para hablar nunca son buenas

En esencia, y particularmente en sentido práctico, lo que a continuación os comento es bastante relevante. Y es que es una realidad absolutamente constatable e irrefutable que en nuestra sociedad moderna actual las prisas son las grandes protagonistas, por lo que no siempre es una tarea sencilla, para alguien fluido, tener el tiempo suficiente y la atención deseable para hablar con las personas con tartamudez, a quienes, justamente, las prisas no son nada buenas para expresarse.

 

Algunos errores comunes de las personas fluidas

Normalmente, las personas que tartamudean quieren ser tratadas, en el instante de conversar, como si fueran fluidas. Sin embargo, estas segundas, demasiadas veces, es decir, extremadamente a menudo, han pretendido finalizar la palabra o la frase a quien se atasca, le han quitado la mirada de encima o lo han interrumpido. Se trata, en la práctica, de tan sólo tres situaciones altamente recurrentes que, por regla general, no han hecho y no hacen más que avergonzar y presionar aún más a aquel o aquella que tiene el trastorno.

 

Una actitud inadecuada puede frustrar muchas personas con tartamudeo

Aparte, tampoco es extraño que el interlocutor fluido muestre su sorpresa o una impaciencia para cerrar el diálogo. Y es que las personas disfluentes no sólo saben que tienen claras dificultades en la expresión oral, sino que, también, el comportamiento inadecuado de los otros, los envuelve aún más en medio de un océano de palpable e indisimulable frustración. Lo más relevante, en consecuencia, es comportarse con naturalidad, como se hablaría con cualquier otra persona fluida e, igualmente notorio, dar tiempo para que el afectado se exprese. Por tanto, no apresuralo.

 

Pautas a seguir a la hora de hablar con una persona con tartamudez

En consecuencia, hay que mostrar las actitudes que te menciono a continuación:

. Compórtate como lo harías con otra persona.

. No te rías de la situación ni demuestres vergüenza.

. No le ayudes a terminar las palabras ni las frases.

. Mantén el contacto visual.

. Intenta hablar despacio y relajadamente, pero de una manera natural.

. Evita hacer comentarios como: «tranquilízate, habla más despacio» o «no te pongas nervioso», porque pone más tensa a la persona que tartamudea y no la ayuda.

. Hay que evitar absolutamente decirle «piensa lo que quieres decir antes de decirlo» o «respira antes de hablar»

. No es necesario que la felicites cuando hable con fluidez.