La incertidumbre oral y emocional crece cuando tenemos de estrenarnos en un sitio o establecimiento

Uno de los aspectos más ligados y remarcables a las personas que no tenemos fluidez oral, es la aguda incertidumbre que vivimos a la hora de dialogar con gente desconocida -y que, en consecuencia, desconoce por completo que nos trabamos-, y aún más si esta situación se tiene de producir en un lugar donde nos estrenemos.

   Si para muchos afectados y afectadas de tartamudeo ya es un mal trago, por ejemplo, ir a comprar en un establecimiento visitado de manera regular y donde hay que hablar para pedir lo que se quiere, la inestabilidad se acentúa bastante más, por ejemplo, en una tienda o restaurante que no hemos pisado antes.

De hecho, los disfémicos y disfémicas preferimos un orden establecido y una organización predeterminada que no nos comporte más sustos verbales de los habituales. Y pues, ¿porqué lo cuento?.

Como seguidor del Barça que soy -seguidor y nada más, no me considero ningún fanático-, es corriente que vaya a disfrutar de los partidos de mi equipo favorito en el bar que tengo cerca de donde vivo, ya que no dispongo de los canales de pago que los emiten. Justamente, el dueño ha tenido un problema de salud, y el local, en lo que llevamos de temporada futbolística, sólo abre a tiempo parcial. Es decir: he tenido que ir a otro bar. Y, en efecto, en esto, este orden establecido y organización predeterminada que me refería se me han alterado.

Así, el primer día que entré en el bar suplente -como lo llamo yo- lo hice algo removido. Me dirigí a la camarera a requerirle lo que quería comer, me costó un poco arrancar y la chica -por enfado mío- soltó el tipo de sonrisa burlona que tantas veces he recibido. Un rato después, la situación se repitió.

   A pesar de las adversidades y la poca comprensión de la camarera, no me he encogido y he continuado saboreando el Barça. ¿Y
qué pretendo expresar? Que doy prioridad a disfrutar de mi equipo por encima de la incomodidad que me aporta el bar suplente.

Etiquetas del post
, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.