Estrenando una relación de pareja, ¿tenemos que hablar, de entrada, de nuestra tartamudez?

Cuando conocemos una persona que nos gusta, ¿le hemos de explicar que tenemos tartamudez? ¿O bien sólo lo tenemos que hacer si iniciamos una relación de pareja? Y voy más allá: ¿sólo tenemos que expresar nuestro trastorno si afecta este vínculo incipiente que va más lejos de la amistad? E incluso más: ¿no hace falta decir que nos trabamos porque simplemente ya lo nota? Este cúmulo de cuestiones son de suma importancia, y no intrascendentes. Y es que, en la práctica, pueden generar, en cada persona con tartamudeo que se encuentra en las circunstancias descritas, un debate interno muy notable.

Dos compañeros socios de ATCAT (Associació de la Tartamudesa de Catalunya) me han explicado su experiencia entre la disfluencia y sus parejas. Uno, afirmó que nunca conversó con su mujer -hoy, ex-mujer- de su tartamudez. Por un motivo sólido: porque no entorpecía el matrimonio. El otro, en cambio, mucho más joven, ha constatado que las chicas que conocía a través de una aplicación para ligar les hacía saber, ya desde el principio, que le costaba hablar. Una, huyó apresuradamente; la otra, sin embargo, continuó las citas.

Hace bien poco, este pasado mes de mayo, he tenido una relación muy efímera con una chica. En efecto, Marta ha sido mi gran amor estos últimos cuatro años, desde que nos presentamos, un amor no correspondido, y por lo tanto frustrado, aunque esta primavera y durante una semana y media fuimos más allá de la amistad que manteníamos. Pero Marta es un amor imposible. Marcha a vivir muy pronto a la otra punta de España.

Detallado esto, tengo que decir que hemos dialogado varias veces, durante la relación tan pasajera, de mi tartamudeo, como ya lo habíamos hecho previamente. En consecuencia, mi consejo es el siguiente: si estrenáis un amor y tenéis disfemia, exponedla a la persona en cuestión. No os dé vergüenza, aunque tampoco es necesario decirlo todo. Ni mucho menos. Pero considero que es bueno, sano y natural que el habla arrítmica sea una apuesta de diálogo más en la confianza imprescindible que debe haber en una pareja.

Etiquetas del post
, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.