La importancia de conmemorar el Dia Internacional de la Tartamudez

El pasado lunes, 22 de octubre, se celebró en todo el mundo, como cada año, el Día Internacional del Conocimiento de la Tartamudez, una fecha francamente señalada.
     
    La importancia de destacar el Día Internacional es clara y notoria. En la práctica, es una jornada remarcable para que la tartamudez aparezca en los medios de comunicación, y de esta manera llegar a la sociedad y concienciar cuantas más personas mejor.

Fue un gran honor, para mí, salir, tanto el sábado anterior como el mismo lunes, en Barcelona Televisión, en concreto en el programa Docs, dando la cara, hablando sin vergüenza del trastorno e intentando mostrar a la audiencia que los afectados y afectadas por la disfluencia podemos ser gente preparada y competente.

De hecho, en Barcelona Televisión emitieron uno de los atractivos que acoge la web que tenéis delante, es decir, el cortometraje que podéis encontrar en la Home o página principal y que me hicieron, la pasada primavera y para la asignatura de Comunicación Audiovisual, un grupo de estudiantes de Periodismo de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Por otra parte, horas antes de su estreno en el programa Docs, presentamos el cortometraje al público asistente en los actos organizados por ATCAT (Associació de la Tartamudesa de Catalunya) para celebrar el 22 de octubre.
     
   La extraordinaria y altamente sensible y profesional Maria Sansolí, que es quien capitaneó el documental, y yo tuvimos el orgullo de exponerlo y hacer un coloquio posterior. La experiencia, fue notable.

Pero más allá de estas realidades, permitidme que vuelva a dar la importancia que se merece conmemorar -y ésta debe ser la palabra justa y apropiada- el Día Internacional del Conocimiento de la
Tartamudez. Y lo hago enlazándolo con un comentario que me ha anotado hace muy poco mi espléndido primo Ricard. Y es que admitió que el tartamudeo es un tabú. Por lo tanto, es imprescindible que la sociedad entienda que todos aquellos y aquellas que nos trabamos somos personas tan dignas y válidas como cualquier otra que sea fluida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.