Los días que nos cuesta más hablar es necesario disfrutar de las aficiones

Es un hecho indiscutible que tener aficiones -y que incluso pueden alcanzar la categoría de pasiones- es altamente placentero y satisfactorio. Así, disfrutándolas con plenitud oxigenamos la mente, nos relajamos, nos rejuvenecemos y pasamos ratos más o menos dilatados dotados de unas vibraciones a veces excelsas. Por tanto, es claro y evidente que las grandes aficiones son saludables a los ocho vientos.
     
    Hay que decir que esta premisa es, de un lado, general, pero también es conveniente expresar que en las personas tocadas de tartamudez se hacen aún más vitales e indispensables, como una aportación grandiosa e insoslayable, durante los días que tenemos un habla más compleja y laberíntica. Esta es una estrategia, en la práctica, que, como una valiosa herramienta de autoayuda, os la recomiendo de todo corazón.

Sin ir más lejos, y de manera directa vinculado a la tartamudez, ayer volví a utilizar algunas de mis pasiones, como la aviación y la música. Y es que, a media tarde y en Barcelona, ​​me entrevistaron un grupo de estudiantes universitarias de primero de Logopedia para su trabajo de final de curso. ¿Y qué sucedió? Pues que, a pesar de que las chicas eran extremadamente educadas, respetuosas y atentas a mi persona y a mis oraciones, hablé muy mal -rectifico, absolutamente falto de fluidez-, tanto que creo que en lo que va de año no había tenido un episodio de tartamudeo tan vigoroso. Este detalle lo comenté y, claro, eludiéndolas de cualquier responsabilidad. Y es que tocar ciertos temas espinosos relacionados con mi tartamudez no es una tarea sencilla.
     
   En consecuencia, con el objetivo de normalizar el habla y las emociones, en las horas posteriores vi dos de mis tres vídeos más destacados de aviones que he hecho las últimas semanas en las cercanías del aeropuerto del Prat, y también escuché a buen volumen una de las muchas y encantadoras bandas sonoras de que dispongo. Ya lo veis, pues: aquellas jornadas en que nos falte fluidez, es esencial centrarnos en nuestras aficiones. Los resultados, muy probablemente, serán favorables.

Etiquetas del post
, ,

1 Comentario

  • Muchas gracias, he pensado muchas veces porque hay dias en que no puedo hablar fluidamente y creo que centrarnos en nuestras aficiones puede ayudarnos a recuperar la confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.