Los afectados de tartamudez corremos el riesgo de no superar del todo episodios del pasado relacionados con el trastorno

Es coherente afirmar que una gran parte de las personas afectadas de tartamudeo hemos vivido, en el transcurso de nuestras vidas, episodios dolorosos relacionados explícitamente con el trastorno del habla que nos ocupa, algunos de los cuales han podido alcanzar el umbral de traumáticos. En este blog, os he ofrecido varios ejemplos. Incluso, existe la posibilidad elevada de que alguno o algunos de estos episodios tan duros nunca lleguen, a pesar del paso decidido del tiempo, a superarse del todo.

Expuesto esto, y permitidme que vuelva a hacer un poco de propaganda de mi importante e innovador web de meteorología, la Meteoteca de Catalunya, cabe decir que, precisamente para hablar de la web, hace dos semanas me llamaron de la Televisión de Badalona, ​​que es la de mi ciudad, y me dejaron un mensaje en el contestador del teléfono fijo comentando que me querían entrevistar en el magazine de tarde de actualidad de la ciudad. Y pues, ¿cuál fue mi reacción? Silencio absoluto. No devolver la llamada.

Hace unos meses os contaba mi huida tan difícil que, a finales del año 2001, hice de Radio Ciutat de Badalona, ​​que junto con la televisión local forma Badalona Comunicación, donde hacía de hombre del tiempo. Os detallé que una recaída total hacia la tartamudez me hizo abandonar, desgraciadamente, aquel proyecto anhelado. De esto, por lo tanto, hará dieciséis años en noviembre. ¿Y qué pretendo manifestar? Que con ese golpe para mis aspiraciones meteorológicas, me dije que, a menos que tuviera un cambio de opinión muy sustancial, que de momento no se ha producido, nunca más pisaría Badalona Comunicación. Y ya lo véis: casi dieciséis años más tarde, lo mantengo.

En consecuencia, hay que señalar las veces que haga falta que uno de los efectos adversos que sufrimos un alto número de afectados y afectadas de tartamudez es que corremos el riesgo de que ciertas situaciones del pasado ligadas al trastorno y que nos hicieron mucho daño, no las superemos del todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.