Barcelona ha acogido el primer congreso en España sobre los trastornos de la fluidez del habla

         El fin de semana de los días 6 y 7 de febrero la ciudad de Barcelona fue el escenario del primer congreso realizado en España con la tartamudez como eje básico y fundamental. Aunque se anunció que, de manera genérica, trataba a los trastornos de la fluidez del habla, con una ojeada al programa de ponencias era fácil darse cuenta de que el más habitual de estos trastornos, es decir, el tartamudeo, sería el gran protagonista. Y en la práctica, así fue.

           El congreso, que tuvo lugar en el salón de actos del Hospital de Sant Pau y de la Santa Cruz, estaba abierto a todos, a todo el público en general, pero particularmente estaba destinado a profesionales de la logopedia, a estudiantes universitarios y, como es natural, a afectados. Yo, asistí.

     Cabe decir que la charla final del sábado fue especialmente impresionante. Y es que la ponente no se estuvo de remarcar los obstáculos, tanto desde el punto de vista emocional como de evitar situaciones y vivencias que serían favorables pero que implican hablar, que suele provocar el trastorno en muchas personas que lo tienen.

      Definí la experiencia de asistente al congreso de innovadora. Ni buena, ni mala. En una palabra: innovadora. Este detalle, a título individual. Sin embargo, y en un plano más general, encontré adecuado e interesantísimo la celebración de un primer congreso en Cataluña y en España, que tendrá continuidad en unos meses en Bilbao.

        A pesar de estas circunstancias, me llamó de lo más la atención la frase inicial de bienvenida que ofrecía la web del congreso y escrita por la organizadora, Anna Bagó, una prestigiosa logopeda. Decía: «comprender las bases de la tartamudez y su tratamiento es uno de los mayores desafíos en la Logopedia. ¿Tratamos lo que no entendemos? «. Sin duda, esta breve pero destacable redacción manifestaba abiertamente la más que notable complejidad de esta anomalía en la expresión oral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.