Realmente, ¿la gente es consciente de los obstáculos que puede provocar el tartamudeo?

Hace tan sólo unos días, en el último encuentro que hemos hecho los socios de ATCAT, un compañero, que también es de la Fundación Española de la Tartamudez, exponía, convencidísimo, que «la gente no es consciente de los problemas que causa ser tartamudo».

De hecho, pretendí ligar este razonamiento tan sólido a uno similar que manifestó la logopeda invitada en el programa de TV3 «Els matins» con motivo del estreno teatral de «El discurso del rey» y que, aquí, en el blog, os remarqué plenamente. Aquella señora, hagamos memoria, subrayaba el sufrimiento nada superficial que puede originar.

Y es que, efectivamente, Ricardo tenía toda la razón del mundo, e incluso recibió el apoyo de la atenta, cordial y profesional secretaria de ATCAT. Y el mío, también.

En el supuesto de que me estéis leyendo personas fluidas pararos a pensar un momento en lo que ahora os diré. Por ejemplo, la ansiedad que puede inundar a muchas personas disfluentes en las reuniones de trabajo, cuando toca hablar delante de los compañeros, y aún más si hay que hacer una exposición pública en la empresa, o en la escuela o la universidad. Pero, también, el nerviosismo que se abate en ciertos afectados en un restaurante cuando toca pedir al camarero los platos. O en el caso de que sea necesario ir a la ventanilla de la estación para pedir un billete, si no hay máquina autoventa. O en el instante de hablar con alguien a quien se quiere caer en gracia, porque tengamos un interés destacado. Y tantos y tantos casos. Casi infinitos y recurrentes en la vida cotidiana.

Francamente, creo que sólo una porción mínima de la población es consciente de esta problemática continua, y esta parte casi ínfima de personas está vinculada, probablemente, a aquellas que tienen alguien en su entorno afectado por la disfluencia. Porque, lisa y llanamente, ¿la gente se ha parado a pensar en los obstáculos que puede provocar el tartamudeo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.