Felicidades a TV3 por hablar de la tartamudez en dos de sus programas más destacados

Durante el pasado mes de julio me felicité, una vez más, de la calidad de la televisión pública catalana. En efecto, TV3 no sólo es una referencia sólida, justificada e insustituible para varios millones de personas, entre las que me incluyo claramente, sino que en las puertas de las vacaciones para una gran mayoría de la población tuvo la gentileza de hablar, en dos de sus programas insignia, de la tartamudez.

Así fue. En relación a la obra teatral “El discurso del rey”, de la que ya he expresado alabanzas merecidas en entradas anteriores en el blog, los programas “Els matins” y “Divendres”, los espacios por excelencia matinal y de tarde, trataron el trastorno oral que nos ocupa. Y lo hicieron, además, con una delicadeza total y con un espíritu divulgativo excepcional.

En ambos casos, una logopeda, que no era la misma persona, fue entrevistada en el plató correspondiente. Hay que decir que tanto la una como la otra no menospreciaron la importancia, a menudo negativa en el sentido del daño que conlleva a muchísimos afectados, de la disfluencia. De hecho, estas profesionales cualificadas manifestaron el infortunio y sus consecuencias en el día a día con el que muchas personas con tartamudeo evocan su disfemia. Conscientes como debemos ser que en unos casos este aspecto es más pronunciado que en otros, vale la pena destacar y aplaudir, por tanto, por encima de todo, que en unas franjas horarias de audiencia significativa TV3 apostara por acercar la tartamudez a un público bien amplio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.