¿Estamos discriminados?

¿Por qué en tantas ocasiones, en especial en tiempos que ya forman parte del pasado, aunque en la actualidad bastante menos, se ha equiparado la tartamudez a un tema tabú, o sea, del cual era mejor evitar hablar? Es decir: ¿estamos discriminados? Merece la pena que reflexionemos.

A pesar de que las personas con disfemia hemos vivido situaciones a veces chocantes, traumáticas y altamente desesperanzadoras, sólo algunas -y sólo raramente- han osado sacar la disfluencia en conversación. Dicho de otro modo: un sinfín de personas diezmadas por el trastorno ha sufrido a escondidas y en secreto un padecimiento de proporciones más que considerables. Es muy probable, pues, que haya sido debido a una razón fundamental: porque a menudo -detalle nada despreciable que ya se empieza a corregir- la persona disfémica ha sido estigmatizada como anómala, desagradable y repulsiva. Sí, soy contundente, ¿verdad? ¿No lo veis así, vosotros? A pesar de estas durísimas circunstancias, hoy el escenario parece aparentemente menos odioso.

Desde la modestia de este blog, os animo -a todos aquellos que sufrís, como yo, la disfluencia- que de ninguna de las maneras os cerréis en vosotros mismos, o sea, que declaréis abiertamente a las personas de confianza la lucha cotidiana con el problema y las inquietudes que os atenazan el día a día. Todo ello, es muy importante. ¿No creéis que con este comportamiento más adecuado será más fácil que la tartamudez arrincone este estigma, este tipo de discriminación, con la que tantas veces se la ha evocado con una frialdad tan escalofriante como demoledora? A la postre, las personas con tartamudez se han inclinado y aún se inclinan, en general, a no expresar a casi nadie -¡o a nadie! – su problema; tanto, para entenderlo, que lo han pretendido enterrar evitando hablar, incluso, con las personas de alrededor. En cuatro palabras precisas: todo lo que rodeara a la tartamudez, con excesiva frivolidad ha sido visto como una anormalidad.

Etiquetas del post
, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.